INGENIO PICHICHÍ, LA RSE MÁS DULCE

Diariamente realizamos acciones, consumimos productos sin ser consciente del esfuerzo, conocmiento, valor o historia que hay detrás de cada uno de ellos.

¿Cuántas veces abres al día un sobre de azúcar? ¿Te has imaginado alguna vez cómo es el proceso para que ese grano de azúcar llegue a tu taza? Esto es algo que descubrimos la semana pasada, tras la invitación de la familia Cabal a su ingenio Pichichí.

Saliendo de la ciudad de Cali (Colombia) empiezas a apreciar la belleza de este país, su salvaje naturaleza, un tapiz verde de grandes árboles cuyas ramas parecen entrelazarse unas con otras, enormes ejemplares que te acompañan a lo largo del camino. El paisaje se torna otro cuando miles de hectáreas se tapizan de caña de azúcar. Un giro a la derecha y entre ese paisaje verde aparece como arte de magia un pequeño pueblo de casitas pequeñas, con una escuela y hasta una iglesia y una gran fábrica, llegamos al Ingenio Pichichí.

Ingenio para los que no sean originarios de Colombia se le llama al lugar dónde se procesa la caña de azúcar, en medio de grandes plantaciones de caña surge una fábrica como la casa de “Hansel y Gretel”, un lugar mágico que transforma una caña en miles de granos de dorada azúcar. Es un circuito totalmente sostenible, todo se aprovecha convirtiéndose en un producto final y en una materia prima como combustible para la propia fábrica. Cómo en un laberinto, iniciamos la ruta con el ansia de llegar al preciado oro. En cada tramo sus ingenieros nos explicaban cada paso y su equipo humano nos saludaba en cada tramo.

Antes de entrar en la fábrica más dulce que jamás haya visitado, la familia Cabal nos abre las puertas de su ingenio y nos explica parte de la historia de su familia, que ya llega a su 5ª generación. Algunos trabajadores conviven en el mismo lugar y sus hijos asisten a la escuela del Colegio, tienen hasta un teatro donde disfrutan del séptimo arte. En su sala de reuniones apreciamos los cuadros de sus fundadores, emprendedores de una época dónde la vida no era tan fácil.

Qué mejor manera de conocer esta empresa que ver un video resumen, entre imágenes y explicaciones me quedo con el que considero su mayor acierto… “Nuestro principal  insumo está en la gente” y realmente no es un buen slogan de una excelente agencia de comunicación, es el sentimiento de sus trabajadores que entre charla y charla nos cuentan de forma íntima que son felices de trabajar en el ingenio, que llevan muchos años y que se sienten a gusto ¿Cuántos son los empresarios que firmarían por tener ese tesoro? Realmente el equipo humano es el activo más importante de cualquier empresa.

Somos un grupo de españoles que descubrimos un nuevo mundo, el de los ingenios, dejamos las tierras asombrados y encantados con sus gentes. La hospitalidad y calor humano se siente muy cerca, tal vez no tengamos otra oportunidad de compartir esta experiencia y nos queda un dulce recuerdo.

¡Gracias a la familia Cabal y a su equipo por abrirnos las puertas de su casa de “caramelo”!.

Tras estas vivencias, hoy tomo mi taza de aromático café colombiano y abro el sobre de azúcar cuidando que ninguno de sus granos se derrame, porque detrás de cada uno de ellos está el esfuerzo de agricultores, cortadores, ingenieros, secretarias, contadoras, profesoras, y un largo etcétera de hombres y mujeres que junto el amor de 5 generaciones hacen que hoy cierre los ojos y el café sea un dulce elixir.