Noticias de marzo, 2009

La filosofía “Nudge” y la RSE

Domingo, marzo 8th, 2009

El pasado sábado 7 de marzo se publicó una noticia en La Vanguardia sobre la aplicación de la filosofía Nudge a la política de Obama.

Esta filosofía desarrollada por los economistas Richard Tahler y Cass Sunstein, pienso se asemeja a las prácticas implantadas bajo criterios socialmente responsables.  La traducción de “Nudge” sería algo así como empujón, pero su base está en no realizar prohibiciones sino prácticas que promuevan un objetivo bajo técnicas como sentirse que si no lo haces te quedas solo en el camino o la de recibir algún tipo de compensación.

Es decir, vemos que algunas administraciones públicas aplican técnicas de RSE para aplicar sus “leyes”, por ejemplo si el objetivo de un Ayuntamiento es aumentar el reciclaje, premian a aquellos ciudadanos que reciclen reduciendo sus impuestos, en vez de usar prácticas sancionadoras que a la larga no se llevan a cabo o no se cumplen o lo que es peor no generan un cambio de actitud.

Otro ejemplo es el denominado “Bombilla inteligente”, es una bombilla que genera más intensidad de luz si el gasto energético es mayor, por tanto todos los vecinos sabrán que estás consumiendo más energía.

Hablan del producto lanzado por el banco filipino Green Bank de Caraga, una cuenta exclusiva para fumadores, dónde el cliente deposita el dinero que se hubiera gastado en la compra de tabaco y si al cabo de 6 meses tras un análisis de orina se demuestra que ha dejado el vicio, recibe el dinero depositado más unos intereses, pero en caso contrario esa cantidad va a algún proyecto de una ONG.

La filosofía en si se basa en orientar como elegir las opciones más acertadas en vez de prohibir sin más. Es por todo ello, que opino que las best practices aplicadas a muchas empresas están bajo esta filosofía, en vez de sancionar, ofrecer distintas posibilidades para escoger la opción socialmente más responsable. una buena manera de incentivar los cambios de hábitos.

¡Qué os parece si damos un pequeño empujoncito a nuestros stakeholders!